• AÑO:
    2014
  • SUP. CONSTRUIDA:
    2170 m2
  • CLIENTE:
    Pontevedra Viva

Colaboradores: Eric Palau, Gemma Parera, Adrià Olmo, Alex Herèdia,
TDI Enginyers – Instalaciones, Jordi Payola – Estructura, AT3 Oller Peña – Presupuesto y Mediciones

Cuando se llega a una playa se tiende a mirar el mar. El mar revuelto o tranquilo. Llegamos y nos sentamos en la arena. Lo miramos, vemos y oímos sus olas. Y en ese lugar solo nuestro, cada uno tiene su Mirador.
El lugar lo define el mar, la arena y las vistas. El nuevo edificio integra todos estos elementos.
¿Cómo?
Actualmente, el solar está cerrado a los recorridos naturales de los usuarios. Como parte de nuestra propuesta integradora se propone una nueva Plaza que funcione como una tribuna. Una Plaza de reunión y de actividades náuticas. Que invita al que llega y que despide al que se va… para el que navega. Esta Plaza, se abre y se integra en la playa como un espacio público de relación con en el entorno y para los usuarios. Por eso el edificio tiene la menor huella posible en planta funcionando como un Hito en el paisaje y como punto de referencia desde el mar. La gran parte del programa se entierra y su cubierta es la gran Plaza que para los usuarios funciona como el espacio de introducción y de acceso a la playa do Vao.
La Piel del edificio, que funciona como un filtro, se estudió según su orientación. El material propuesto es el hormigón abujardado como material unitario. Con elementos prefabricados se establecen criterios en la fachada, estructura y ventanas creando una imagen más próxima a la arquitectura vernácula del lugar.